LDB Arquitectura

Casa costera de Víctor Cañas ganó la bienal de arquitectura

Esta es la tercera ocasión en que el arquitecto nacional triunfa en concurso.

 

Alumnos de la Universidad Latina se impusieron en categoría estudiantil.

 

Una casa que optimiza un espacio reducido, triangular y quebrado fue la ganadora de la X Bienal Internacional de Arquitectura.

 

La obra se ubica en el complejo de playa Faro Escondido, en Garabito (Puntarenas), y fue proyectada por el arquitecto Víctor Cañas Collado (1947), quien también había merecido este premio en las ediciones de 1998 y el 2002. La premiación fue el sábado, a las 7 p. m., en el Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos, institución que organizaba la bienal.

 

Cañas recibió el anuncio con sorpresa pues afirma que concursó, más que todo, por insistencia de los clientes, ya que sentía que no tenía material gráfico adecuado para presentar la obra.

 

“Pensaba que tal vez nos habríamos podido llevar una mención”, confesó el arquitecto.

 

Obra de arte. La vivienda ganadora es una construcción de dos pisos, en la cual las áreas sociales se dispusieron en la segunda planta para aprovechar las vistas al mar. Los materiales que priman son el concreto y el vidrio en el área interna.

 

Esta casa también fue propuesta para participar en la Bienal Iberoamericana de Arquitectura y Urbanismo 2010, en Medellín.

 

El arquitecto Luis Diego Barahona, delegado por Centroamérica de este evento, destaca que la obra de Cañas tiene un diseño del espacio, basado en los flujos de luz.

 

Asimismo, describe una sensación surrealista en el área de la piscina pues el visitante siente que camina sobre el paisaje, gracias a que percibe la fusión entre una terraza húmeda y la vista al océano.

 

“Cabe destacar que la piscina es una construcción en voladizo, que es una característica innovadora que no se ha aplicado mucho en Costa Rica”, afirma Barahona.

 

El voladizo es un soporte en forma de ele, en el cual una viga es sostenida únicamente por una columna en uno de sus extremos. Cañas afirma que, en comparación con sus proyectos ganadores pasados, esta obra muestra una evolución en los procesos, pero una continuidad en sus ideas.

 

“Antes también traté de hacer una arquitectura que respondiera al lugar, a las condiciones geográficas y a las necesidades del cliente”, revela el arquitecto.

 

Cañas también ganó el premio otorgado por la revista Su Casa, al mejor diseño de interiores. Otros premios. Por otra parte, una de las menciones honoríficas de la bienal fue para el mexicano Bernardo Gómez-Pimienta. Él presentó una de las obras favoritas: la estación de bomberos Ave Fénix, del Distrito Federal.

 

Otros premios. Por otra parte, una de las menciones honoríficas de la bienal fue para el mexicano Bernardo Gómez-Pimienta. Él presentó una de las obras favoritas: la estación de bomberos Ave Fénix, del Distrito Federal.

 

Paralelo al premio profesional, la noche del sábado se anunció el resultado de la IV Bienal Estudiantil, cuyos ganadores fueron Diana Salas, Alberto Parra y Stephanie Vinocour, de la Universidad Latina de Costa Rica.

Darío Chinchilla

La Nación

Costa Rica

2010

San José

Costa Rica

info@ldbarquitectura.com

(506) 22800670

2020

Esta es la tercera ocasión en que el arquitecto nacional triunfa en concurso.

 

Alumnos de la Universidad Latina se impusieron en categoría estudiantil.

 

Una casa que optimiza un espacio reducido, triangular y quebrado fue la ganadora de la X Bienal Internacional de Arquitectura.

 

La obra se ubica en el complejo de playa Faro Escondido, en Garabito (Puntarenas), y fue proyectada por el arquitecto Víctor Cañas Collado (1947), quien también había merecido este premio en las ediciones de 1998 y el 2002. La premiación fue el sábado, a las 7 p. m., en el Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos, institución que organizaba la bienal.

 

Cañas recibió el anuncio con sorpresa pues afirma que concursó, más que todo, por insistencia de los clientes, ya que sentía que no tenía material gráfico adecuado para presentar la obra.

 

“Pensaba que tal vez nos habríamos podido llevar una mención”, confesó el arquitecto.

 

Obra de arte. La vivienda ganadora es una construcción de dos pisos, en la cual las áreas sociales se dispusieron en la segunda planta para aprovechar las vistas al mar. Los materiales que priman son el concreto y el vidrio en el área interna.

 

Esta casa también fue propuesta para participar en la Bienal Iberoamericana de Arquitectura y Urbanismo 2010, en Medellín.

 

El arquitecto Luis Diego Barahona, delegado por Centroamérica de este evento, destaca que la obra de Cañas tiene un diseño del espacio, basado en los flujos de luz.

 

Asimismo, describe una sensación surrealista en el área de la piscina pues el visitante siente que camina sobre el paisaje, gracias a que percibe la fusión entre una terraza húmeda y la vista al océano.

 

“Cabe destacar que la piscina es una construcción en voladizo, que es una característica innovadora que no se ha aplicado mucho en Costa Rica”, afirma Barahona.

 

El voladizo es un soporte en forma de ele, en el cual una viga es sostenida únicamente por una columna en uno de sus extremos. Cañas afirma que, en comparación con sus proyectos ganadores pasados, esta obra muestra una evolución en los procesos, pero una continuidad en sus ideas.

 

“Antes también traté de hacer una arquitectura que respondiera al lugar, a las condiciones geográficas y a las necesidades del cliente”, revela el arquitecto.

 

Cañas también ganó el premio otorgado por la revista Su Casa, al mejor diseño de interiores. Otros premios. Por otra parte, una de las menciones honoríficas de la bienal fue para el mexicano Bernardo Gómez-Pimienta. Él presentó una de las obras favoritas: la estación de bomberos Ave Fénix, del Distrito Federal.

 

Otros premios. Por otra parte, una de las menciones honoríficas de la bienal fue para el mexicano Bernardo Gómez-Pimienta. Él presentó una de las obras favoritas: la estación de bomberos Ave Fénix, del Distrito Federal.

 

Paralelo al premio profesional, la noche del sábado se anunció el resultado de la IV Bienal Estudiantil, cuyos ganadores fueron Diana Salas, Alberto Parra y Stephanie Vinocour, de la Universidad Latina de Costa Rica.