LDB Arquitectura

325 árboles refrescarán el barrio Escalante

Arborización es parte de un proyecto de cinco años para renovar la comunidad

Vecinos son los gestores del plan; la Municipalidad de San José lo coordina.

 

Barrio Escalante, uno de los últimos residenciales josefinos que conserva estructuras de principios del siglo pasado, tendrá ahora un aspecto más fresco con la siembra de 325 árboles.

 

Esta acción forma parte del Plan de Renovación Urbana que esa comunidad hizo público ayer durante la celebración del Día del Árbol y que responde al interés de quienes viven y trabajan allí por fortalecer su identidad y espacios públicos.

 

Localizado al este de San José, entre los barrios La California y Dent, en Escalante existe gran cantidad de locales que sirven de centros culturales, hoteles y oficinas, y superan en número a las casas.

 

De acuerdo con sus vecinos, hay también un gran flujo de personas que circulan a diario entre el centro de San José y el distrito de San Pedro, Montes de Oca. “Originalmente solo queríamos darle seguridad al barrio, pero tras conocer el plan de renovación de Los Yoses, quisimos implementarlo aquí y darle más significado a esta localidad”, dijo Sabrina Vargas, vicepresidenta de la Asociación de Vecinos de Barrio Escalante.

 

Este proyecto fue apadrinado por la Municipalidad de San José, que coordina el plan y lo financia parcialmente, mientras que la oficina LDB Arquitectura es la encargada de llevarlo a cabo.

 

El plan se ideó con un plazo de cinco años. Luis Diego Barahona, arquitecto de esta empresa y que llevó a cabo el proyecto de Los Yoses, puntualizó que se seleccionaron nueve especies de árboles para sembrar en el barrio, los cuales se agregarán a los 500 que ya forman parte del paisaje. “Estamos hablando de un 60% más de masa arbórea, que esperamos ayude al barrio a convertirse en el primero en ser carbono neutral en el país”, declaró Barahona.

 

Las especies son palo verde, árbol de fuego, cortés negro, choreque, roble sabana, guachipelín, dama, manzanita y palmera real. Fueron escogidos por su importancia ecológica: pueden brindar alimento y refugio a aves y mariposas, además de su componente paisajístico, al tener una floración atractiva.

 

Barahona agregó que desde la rotonda de El Farolito (cerca del Centro Cultural de España) partirán distintos ejes cromáticos inspirados en el color de las flores de estos árboles y que distinguirán cada sector de ese barrio.

Caterina Elizondo

La Nación

Costa Rica

2010

San José

Costa Rica

info@ldbarquitectura.com

(506) 22800670

2020

Arborización es parte de un proyecto de cinco años para renovar la comunidad

Vecinos son los gestores del plan; la Municipalidad de San José lo coordina.

 

Barrio Escalante, uno de los últimos residenciales josefinos que conserva estructuras de principios del siglo pasado, tendrá ahora un aspecto más fresco con la siembra de 325 árboles.

 

Esta acción forma parte del Plan de Renovación Urbana que esa comunidad hizo público ayer durante la celebración del Día del Árbol y que responde al interés de quienes viven y trabajan allí por fortalecer su identidad y espacios públicos.

 

Localizado al este de San José, entre los barrios La California y Dent, en Escalante existe gran cantidad de locales que sirven de centros culturales, hoteles y oficinas, y superan en número a las casas.

 

De acuerdo con sus vecinos, hay también un gran flujo de personas que circulan a diario entre el centro de San José y el distrito de San Pedro, Montes de Oca. “Originalmente solo queríamos darle seguridad al barrio, pero tras conocer el plan de renovación de Los Yoses, quisimos implementarlo aquí y darle más significado a esta localidad”, dijo Sabrina Vargas, vicepresidenta de la Asociación de Vecinos de Barrio Escalante.

 

Este proyecto fue apadrinado por la Municipalidad de San José, que coordina el plan y lo financia parcialmente, mientras que la oficina LDB Arquitectura es la encargada de llevarlo a cabo.

 

El plan se ideó con un plazo de cinco años. Luis Diego Barahona, arquitecto de esta empresa y que llevó a cabo el proyecto de Los Yoses, puntualizó que se seleccionaron nueve especies de árboles para sembrar en el barrio, los cuales se agregarán a los 500 que ya forman parte del paisaje. “Estamos hablando de un 60% más de masa arbórea, que esperamos ayude al barrio a convertirse en el primero en ser carbono neutral en el país”, declaró Barahona.

 

Las especies son palo verde, árbol de fuego, cortés negro, choreque, roble sabana, guachipelín, dama, manzanita y palmera real. Fueron escogidos por su importancia ecológica: pueden brindar alimento y refugio a aves y mariposas, además de su componente paisajístico, al tener una floración atractiva.

 

Barahona agregó que desde la rotonda de El Farolito (cerca del Centro Cultural de España) partirán distintos ejes cromáticos inspirados en el color de las flores de estos árboles y que distinguirán cada sector de ese barrio.