LDB Arquitectura

Un barrio escalando

Bajo el concepto de “acupunturas urbanas”, el tejido de Barrio Escalante está listo para ser adaptado a las necesidades todos aquellos que lo viven, lo transitan o visitan a diario.

 

Barrio Escalante creció al límite este del centro de San José a principios de 1930. Hoy, sus 42 cuadras son ya la historia de uno de los barrios más elegantes del casco central josefino y, como tal, se prepara para envejecer con gracia, mantener a su pobladores y conservar en ellos el sentido de pertenencia que, hasta la actualidad, los ha mantenido conviviendo entre pequeñas oficinas, restaurantes, centros culturales, centros artísticos y universidades privadas sin perder su escala de barrio ni su vocación peatonal.

 

Esta zona residencial de fuerte identidad propia convocó a los vecinos de Barrio Escalante con el fin de protegerse mutuamente y es así como se forma la Asociación de Vecinos de Barrio Escalante Siglo XXI (ASVEBES XXI), en el 2007.

 

En un principio, el objetivo que los reunió fue velar por la seguridad, pero pronto empezaron a surgir otras inquietudes en la agenda que los llevó a la elaboración de un plan estratégico con una visión bastante más amplia que la original. De esta manera se llegaron a concebir como una comunidad activa y participativa, motivada por una conciencia ambiental, cultural, patrimonial y vial más allá de la preocupación inicial.

 

En agosto del 2009, ASVEBES XXI entra en contacto con el arquitecto Luis Diego Barahona a través de Clotilde Fonseca, directora de la Fundación Omar Dengo, y logra iniciar su plan estratégico en setiembre del 2009. En noviembre del 2009, se presenta este plan a la Municipalidad de San José, donde encuentra muy buena acogida de parte del alcalde, Johnny Araya, quien solicita firmar un acuerdo entre ASVEBES XXI y la Municipalidad de San José para que durante cinco años la Alcaldía apoye con materiales y mano de obra los proyectos propuestos. El resto de los recursos necesarios para completar el plan, serán contribuciones por medio de cuotas mensuales que aportarán los vecinos.

 

De esta manera, el pasado 23 de febrero, la Asociación –con respaldo de la Municipalidad de San José y la dirección de Barahona- presentó al público el Plan de Renovación Urbana Barrio Escalante 2010- 2015.

 

El arquitecto Barahona trabajó en esta propuesta con base en los planteamientos de sistemas de Josep Maria Montaner, quien analiza el concepto de hacer ciudad enfatizando las relaciones entre arquitectura, urbanismo y paisaje.

 

También se apoya en el concepto de sistema de acupunturas urbanas planteado por Oriol Bohigas y Jaime Lerner, quienes hablan de practicar intervenciones urbanas en puntos concretos con medidas que no tomen mucho tiempo ni requieran de una alta inversión, de manera que no se interfiera en la estructura general. Con este enfoque, la prioridad la tienen los usuarios y sus necesidades mezclados con los usos de suelo ya existentes.

 

El Plan de Renovación de Barrio Escalante se presenta como un sistema de 20 acupunturas urbanas. Dichas acupunturas urbanas están divididas en cuatro grupos: tramas (5), ejes (5), zonas (5) y puntuales (5). Cada una de estas intervenciones, como bien lo explica el mismo plan, se pensaron para cumplir con los siguientes objetivos: “la consolidación de la identidad de barrio (especialmente cultural y gastronómica), el fortalecimiento del espacio público

y la vitalización de los valores paisajísticos del barrio”.

 

Las 20 acupunturas urbanas

 

TRAMAS

1. Nomenclatura de la red vial

Se suma al proyecto liderado por la Municipalidad de San José, el cual incluye la colocación de placas en las esquinas con la numeración de todas las calles y las esquinas, pero además propone nombres específicos y colocación de elementos en esquinas particulares. Algunos de los nombres propuestos son: Avenida El Farolito, Paseo La Aduana, Calle La Luz. Inversión: $20.000.

 

2. Puntos de vigilancia

Se compone de 13 casetas de seguridad, 8 cámaras de vigilancia ubicadas en puntos estratégicos de entrada y salida del barrio y un puesto de control. Todo será monitoreado y controlado desde el puesto de control central que en un futuro tendrá control directo de la policía municipal y nacional. Inversión: $30.000.

 

3. Arborización

Se continuará con los planes de la Municipalidad de San José y se reforzarán de dos maneras. La primera propone enfatizar ejes específicos de la trama urbana con un color o especie de árbol asignado. Por ejemplo: Ruta Comercial Escalante en color morado, con árboles de Jacaranda, el Paseo Cultural La Aduana en color naranja con árboles llama del bosque, la Calle Ismael Murillo y Paseo Rubén Darío en color rosado con árboles roble de sabana y el Paseo Gastronómico La Luz en color amarillo con árboles corteza amarilla. La segunda, sembrando vegetación de superficie de baja altura.

Inversión: $10.000.

 

4. Rampas en las esquinas

La propuesta es construir una rampa con un 10% de pendiente en cada esquina del barrio, no solo para cumplir con la Ley 7600 sino para crear un espacio transitable para todos los usuarios. Inversión:

$30.000.

 

5. Redefinición de la red vial

En coordinación con el MOPT, se pretende una revisión de las direcciones de las vías, definir zonas de parqueo permitidas en la vía, ubicación de líneas amarillas, así como recomendaciones de rotulación y ubicación de nuevos semáforos. Inversión: $40.000.

 

EJES

6. Paseo Cultural La Aduana

Para acompañar al emblemático edificio de la Antigua Aduana, se propone un perímetro de aceras así como la creación de un paseo en la calle 25, además de un área de juegos para niños. Inversión: $70.000.

 

7. Eje del Ferrocarril

Se enfatiza el paso ferroviario que atraviesa el barrio de oeste a este mediante un tratamiento de jardines paralelos a la línea del tren. Además, se plantea una estación de tren en las cercanías del Restaurante Olio. Inversión: $60.000.

 

8. Paseo Gastronómico La Luz

Toma su nombre de la antigua Pulpería La Luz, punto de referencia aún utilizado en el barrio. Este eje empieza con Bagelmen’s, en el límite sur, y continúa hasta el límite norte del barrio. Se plantea la construcción de aceras en ladrillo lo suficientemente amplias para ubicar mesas exteriores protegidas con microcubiertas, puntos de comercio y expresión artística. Inversión: $100.000.

 

9. Ruta Comercial Escalante

Este eje es sobre la avenida 9 que será llamada Avenida Santa Teresita, se busca la mayor ubicación de locales comerciales mediante la creación de aceras de ladrillos acompañadas de iluminación pública y las demás acupunturas urbanas que complementarán el recorrido. Inversión: $115.000.

 

10. Corredor Biológico Torres

Pretende apoyar los planes cantorales, provinciales y nacionales que promueven la limpieza del río Torres mediante la incorporación de flora y fauna que habiten y enriquezcan la zona. Inversion: $10.000

 

ZONAS

11. Parque Francia

Se procura fortalecer la estructura actual del parque mediante la creación de un anfiteatro para 60 personas, acentos vegetales, un puesto de información turística, mayor sombra y espacios para adultos mayores. Inversión: $42.000.

 

12. Microparque Santa Teresita

En este espacio se espera integrar tres edificios declarados Patrimonio Arquitectónico: la Antigua Aduana, la Iglesia Santa Teresita y el Museo Histórico Dr. Rafael Ángel Calderón Guardia, en conjunto con el Banco de Costa Rica, el Consulado de Rusia, el Taller Nacional de Danza y la Universidad Central. Inversión: $73.000.

 

13. El Farolito

En el conocido Farolito de Barrio Escalante, se plantea la consolidación de un punto bajo tres enfoques: el urbano, el simbólico y el cultural. Esto mediante el uso del lugar para actividades culturales al aire libre y tomándolo como punto de partida de la arborización de colores de los diferentes ejes mencionados en el Plan. Inversión: $5.000.

 

14. Sector Aduana Sur

En este punto límite de Barrio Escalante, la idea es darle continuidad a las propuestas urbanas que se han desarrollado a los alrededores del Parque Nacional, así como la creación de una amplia parada de buses sobre la calle 23. Inversión: $63.000.

 

15. Microparque México

En la zona noreste del barrio, cercano al Colegio de México, se aprovechan los árboles existentes para crear un espacio urbano que incluye mobiliario, juegos infantiles, paradas de buses e iluminación. Inversión: $7.000.

 

PUNTOS

16. microplazas

La propuesta es realizar ensanchamientos en las aceras en puntos escogidos por los mismos vecinos para crear miniespacios de encuentro urbano, donde por lo menos exista una banca, sombra y alumbrado público. Inversión: $40.000.

 

17. Microcubiertas

Se han pensado en cubiertas que tamicen el sol y protejan de la lluvia, sobre todo en el eje gastronómico, donde en combinación con mesas exteriores de los restaurantes y cafés existentes incitarán a una vida urbana de escala peatonal. Inversión: $40.000.

 

18. Puntos de expresión artística

Dedicados a la música, la escultura o la pintura, se piensan como puntos insertos en lugares específicos de las aceras del barrio por medio de los cuales se apoye la expresión cultural. Inversión: $25.000.

 

19. Puntos de reciclaje

Se crearán cuatro puntos específicos como centros de acopio para la basura reciclable, cada uno con sus basureros pintados de colores para identificarlos según el tipo de desecho. Inversión: $5.000.

 

20. Puntos de microcomercio

Se proponen puntos de venta de libros, periódicos y souvenirs, además de venta de confites y postres empacados, que estarán ubicados en los espacios definidos en el plan. Inversión: $15.000.

Paula Piedra

Su Casa

Costa Rica

2010

San José

Costa Rica

info@ldbarquitectura.com

(506) 22800670

2020

Bajo el concepto de “acupunturas urbanas”, el tejido de Barrio Escalante está listo para ser adaptado a las necesidades todos aquellos que lo viven, lo transitan o visitan a diario.

 

Barrio Escalante creció al límite este del centro de San José a principios de 1930. Hoy, sus 42 cuadras son ya la historia de uno de los barrios más elegantes del casco central josefino y, como tal, se prepara para envejecer con gracia, mantener a su pobladores y conservar en ellos el sentido de pertenencia que, hasta la actualidad, los ha mantenido conviviendo entre pequeñas oficinas, restaurantes, centros culturales, centros artísticos y universidades privadas sin perder su escala de barrio ni su vocación peatonal.

 

Esta zona residencial de fuerte identidad propia convocó a los vecinos de Barrio Escalante con el fin de protegerse mutuamente y es así como se forma la Asociación de Vecinos de Barrio Escalante Siglo XXI (ASVEBES XXI), en el 2007.

 

En un principio, el objetivo que los reunió fue velar por la seguridad, pero pronto empezaron a surgir otras inquietudes en la agenda que los llevó a la elaboración de un plan estratégico con una visión bastante más amplia que la original. De esta manera se llegaron a concebir como una comunidad activa y participativa, motivada por una conciencia ambiental, cultural, patrimonial y vial más allá de la preocupación inicial.

 

En agosto del 2009, ASVEBES XXI entra en contacto con el arquitecto Luis Diego Barahona a través de Clotilde Fonseca, directora de la Fundación Omar Dengo, y logra iniciar su plan estratégico en setiembre del 2009. En noviembre del 2009, se presenta este plan a la Municipalidad de San José, donde encuentra muy buena acogida de parte del alcalde, Johnny Araya, quien solicita firmar un acuerdo entre ASVEBES XXI y la Municipalidad de San José para que durante cinco años la Alcaldía apoye con materiales y mano de obra los proyectos propuestos. El resto de los recursos necesarios para completar el plan, serán contribuciones por medio de cuotas mensuales que aportarán los vecinos.

 

De esta manera, el pasado 23 de febrero, la Asociación –con respaldo de la Municipalidad de San José y la dirección de Barahona- presentó al público el Plan de Renovación Urbana Barrio Escalante 2010- 2015.

 

El arquitecto Barahona trabajó en esta propuesta con base en los planteamientos de sistemas de Josep Maria Montaner, quien analiza el concepto de hacer ciudad enfatizando las relaciones entre arquitectura, urbanismo y paisaje.

 

También se apoya en el concepto de sistema de acupunturas urbanas planteado por Oriol Bohigas y Jaime Lerner, quienes hablan de practicar intervenciones urbanas en puntos concretos con medidas que no tomen mucho tiempo ni requieran de una alta inversión, de manera que no se interfiera en la estructura general. Con este enfoque, la prioridad la tienen los usuarios y sus necesidades mezclados con los usos de suelo ya existentes.

 

El Plan de Renovación de Barrio Escalante se presenta como un sistema de 20 acupunturas urbanas. Dichas acupunturas urbanas están divididas en cuatro grupos: tramas (5), ejes (5), zonas (5) y puntuales (5). Cada una de estas intervenciones, como bien lo explica el mismo plan, se pensaron para cumplir con los siguientes objetivos: “la consolidación de la identidad de barrio (especialmente cultural y gastronómica), el fortalecimiento del espacio público

y la vitalización de los valores paisajísticos del barrio”.

 

Las 20 acupunturas urbanas

 

TRAMAS

1. Nomenclatura de la red vial

Se suma al proyecto liderado por la Municipalidad de San José, el cual incluye la colocación de placas en las esquinas con la numeración de todas las calles y las esquinas, pero además propone nombres específicos y colocación de elementos en esquinas particulares. Algunos de los nombres propuestos son: Avenida El Farolito, Paseo La Aduana, Calle La Luz. Inversión: $20.000.

 

2. Puntos de vigilancia

Se compone de 13 casetas de seguridad, 8 cámaras de vigilancia ubicadas en puntos estratégicos de entrada y salida del barrio y un puesto de control. Todo será monitoreado y controlado desde el puesto de control central que en un futuro tendrá control directo de la policía municipal y nacional. Inversión: $30.000.

 

3. Arborización

Se continuará con los planes de la Municipalidad de San José y se reforzarán de dos maneras. La primera propone enfatizar ejes específicos de la trama urbana con un color o especie de árbol asignado. Por ejemplo: Ruta Comercial Escalante en color morado, con árboles de Jacaranda, el Paseo Cultural La Aduana en color naranja con árboles llama del bosque, la Calle Ismael Murillo y Paseo Rubén Darío en color rosado con árboles roble de sabana y el Paseo Gastronómico La Luz en color amarillo con árboles corteza amarilla. La segunda, sembrando vegetación de superficie de baja altura.

Inversión: $10.000.

 

4. Rampas en las esquinas

La propuesta es construir una rampa con un 10% de pendiente en cada esquina del barrio, no solo para cumplir con la Ley 7600 sino para crear un espacio transitable para todos los usuarios. Inversión:

$30.000.

 

5. Redefinición de la red vial

En coordinación con el MOPT, se pretende una revisión de las direcciones de las vías, definir zonas de parqueo permitidas en la vía, ubicación de líneas amarillas, así como recomendaciones de rotulación y ubicación de nuevos semáforos. Inversión: $40.000.

 

EJES

6. Paseo Cultural La Aduana

Para acompañar al emblemático edificio de la Antigua Aduana, se propone un perímetro de aceras así como la creación de un paseo en la calle 25, además de un área de juegos para niños. Inversión: $70.000.

 

7. Eje del Ferrocarril

Se enfatiza el paso ferroviario que atraviesa el barrio de oeste a este mediante un tratamiento de jardines paralelos a la línea del tren. Además, se plantea una estación de tren en las cercanías del Restaurante Olio. Inversión: $60.000.

 

8. Paseo Gastronómico La Luz

Toma su nombre de la antigua Pulpería La Luz, punto de referencia aún utilizado en el barrio. Este eje empieza con Bagelmen’s, en el límite sur, y continúa hasta el límite norte del barrio. Se plantea la construcción de aceras en ladrillo lo suficientemente amplias para ubicar mesas exteriores protegidas con microcubiertas, puntos de comercio y expresión artística. Inversión: $100.000.

 

9. Ruta Comercial Escalante

Este eje es sobre la avenida 9 que será llamada Avenida Santa Teresita, se busca la mayor ubicación de locales comerciales mediante la creación de aceras de ladrillos acompañadas de iluminación pública y las demás acupunturas urbanas que complementarán el recorrido. Inversión: $115.000.

 

10. Corredor Biológico Torres

Pretende apoyar los planes cantorales, provinciales y nacionales que promueven la limpieza del río Torres mediante la incorporación de flora y fauna que habiten y enriquezcan la zona. Inversion: $10.000

 

ZONAS

11. Parque Francia

Se procura fortalecer la estructura actual del parque mediante la creación de un anfiteatro para 60 personas, acentos vegetales, un puesto de información turística, mayor sombra y espacios para adultos mayores. Inversión: $42.000.

 

12. Microparque Santa Teresita

En este espacio se espera integrar tres edificios declarados Patrimonio Arquitectónico: la Antigua Aduana, la Iglesia Santa Teresita y el Museo Histórico Dr. Rafael Ángel Calderón Guardia, en conjunto con el Banco de Costa Rica, el Consulado de Rusia, el Taller Nacional de Danza y la Universidad Central. Inversión: $73.000.

 

13. El Farolito

En el conocido Farolito de Barrio Escalante, se plantea la consolidación de un punto bajo tres enfoques: el urbano, el simbólico y el cultural. Esto mediante el uso del lugar para actividades culturales al aire libre y tomándolo como punto de partida de la arborización de colores de los diferentes ejes mencionados en el Plan. Inversión: $5.000.

 

14. Sector Aduana Sur

En este punto límite de Barrio Escalante, la idea es darle continuidad a las propuestas urbanas que se han desarrollado a los alrededores del Parque Nacional, así como la creación de una amplia parada de buses sobre la calle 23. Inversión: $63.000.

 

15. Microparque México

En la zona noreste del barrio, cercano al Colegio de México, se aprovechan los árboles existentes para crear un espacio urbano que incluye mobiliario, juegos infantiles, paradas de buses e iluminación. Inversión: $7.000.

 

PUNTOS

16. microplazas

La propuesta es realizar ensanchamientos en las aceras en puntos escogidos por los mismos vecinos para crear miniespacios de encuentro urbano, donde por lo menos exista una banca, sombra y alumbrado público. Inversión: $40.000.

 

17. Microcubiertas

Se han pensado en cubiertas que tamicen el sol y protejan de la lluvia, sobre todo en el eje gastronómico, donde en combinación con mesas exteriores de los restaurantes y cafés existentes incitarán a una vida urbana de escala peatonal. Inversión: $40.000.

 

18. Puntos de expresión artística

Dedicados a la música, la escultura o la pintura, se piensan como puntos insertos en lugares específicos de las aceras del barrio por medio de los cuales se apoye la expresión cultural. Inversión: $25.000.

 

19. Puntos de reciclaje

Se crearán cuatro puntos específicos como centros de acopio para la basura reciclable, cada uno con sus basureros pintados de colores para identificarlos según el tipo de desecho. Inversión: $5.000.

 

20. Puntos de microcomercio

Se proponen puntos de venta de libros, periódicos y souvenirs, además de venta de confites y postres empacados, que estarán ubicados en los espacios definidos en el plan. Inversión: $15.000.