LDB Arquitectura

Casa González Murillo

La casa se ubica al final de una calle sin salida, en una zona residencial y con una fábrica en su colindancia. El terreno es rectangular con los lados cortos hacia el este y oeste.

 

Esto generó las determinantes climáticas donde la vivienda se abre hacia el norte y el sur. Los usuarios son una familia de cuatro miembros, quienes solicitaron una vivienda con: sala, comedor, cocina, pilas, tres dormitorios, estar, cuatro baños y patios, esos últimos definen gran parte de la planta baja.

 

 

La propuesta consiste en dos cajas, una pequeña en planta baja para el programa público y una caja longitudinal en un segundo nivel que va de este a oeste y que alberga la zona privada. Estas dos cajas buscan crear una atmósfera llena de luz natural y vinculada a los tres patios que se entremezclan en la planta baja. Dichos patios cuentan con sombras gracias al volumen que conforma el segundo nivel, esto amplia la planta baja para eventos sociales, por ejemplo.

 

La planta alta está conformada por un espacio intermedio el cual da a un vacío que divide el área de dormitorios. Estos espacios miran continuamente a los patios y son ventilados de manera natural al igual que el resto de la casa.

 

La composición se organiza con un eje lineal en planta baja, el cual atraviesa el terreno de este a oeste y conecta los espacios y patios desde el acceso principal. El uso de materiales locales caracteriza esta construcción, en la que sus espacios se configuran mediante paredes de mampostería, ventanería transparente e iluminación natural cuidadosamente insertada, tanto en cerramientos verticales como a nivel de cubierta mediante intervalos en polygal que se alternan con la cubierta en total span.

 

Por último, una atmósfera disímil y habitacional busca dilatar el programa arquitectónico para propiciar el disfrute del espacio compuesto por el juego permanente de los patios y la luz.

Karina Duque

Plataforma Arquitectura

Chile

2013

San José

Costa Rica

info@ldbarquitectura.com

(506) 22800670

2020

La casa se ubica al final de una calle sin salida, en una zona residencial y con una fábrica en su colindancia. El terreno es rectangular con los lados cortos hacia el este y oeste.

 

Esto generó las determinantes climáticas donde la vivienda se abre hacia el norte y el sur. Los usuarios son una familia de cuatro miembros, quienes solicitaron una vivienda con: sala, comedor, cocina, pilas, tres dormitorios, estar, cuatro baños y patios, esos últimos definen gran parte de la planta baja.

 

 

La propuesta consiste en dos cajas, una pequeña en planta baja para el programa público y una caja longitudinal en un segundo nivel que va de este a oeste y que alberga la zona privada. Estas dos cajas buscan crear una atmósfera llena de luz natural y vinculada a los tres patios que se entremezclan en la planta baja. Dichos patios cuentan con sombras gracias al volumen que conforma el segundo nivel, esto amplia la planta baja para eventos sociales, por ejemplo.

 

La planta alta está conformada por un espacio intermedio el cual da a un vacío que divide el área de dormitorios. Estos espacios miran continuamente a los patios y son ventilados de manera natural al igual que el resto de la casa.

 

La composición se organiza con un eje lineal en planta baja, el cual atraviesa el terreno de este a oeste y conecta los espacios y patios desde el acceso principal. El uso de materiales locales caracteriza esta construcción, en la que sus espacios se configuran mediante paredes de mampostería, ventanería transparente e iluminación natural cuidadosamente insertada, tanto en cerramientos verticales como a nivel de cubierta mediante intervalos en polygal que se alternan con la cubierta en total span.

 

Por último, una atmósfera disímil y habitacional busca dilatar el programa arquitectónico para propiciar el disfrute del espacio compuesto por el juego permanente de los patios y la luz.