LDB Arquitectura

Donde vendían drogas ahora juegan niños

Un terreno abandonado en Pochote de Barrio Cuba servía como escondite de maleantes y para vender drogas, mientras que los niños tenían que jugar en las calles, pues no había un lugar seguro ni apto para ellos.

 

Sin embargo, la Municipalidad de San José se propuso recuperar estos espacios para cambiarle un poco la imagen a barrios conflictivos en el distrito Hospital. Con fuertes inversiones que superan los ¢50 millones, pequeños espacios ahora son habilitados para que los menores de la casa puedan disfrutarlos.

 

El primer proyecto realizado fue la construcción de dos microcanchas de fútbol que están cercadas y serán vigiladas para que los padres y madres de familia puedan llevar a sus hijos sin preocuparse que algo les vaya a pasar.

 

Según el arquitecto encargado de las obras, Luis Diego Barahona, el cambio en el lugar es muy significativo ya que se logra recuperar un espacio que prácticamente era lo peor del barrio. “Antes estaba todo lodoso, con mucha maleza, había botellas y demás basura. Estaba totalmente perdido este lugar, pero el cambio es significativo y los vecinos están muy contentos de poder tenerlo así como de alejar un poco a los que antes hacían uso del lugar”, explicó

Barahona.

 

Además de dichas obras, está el ingreso al CAI de Barrio Cuba y la parada de buses que estaba en una zona oscura y sin techo, por lo que cada vez que llovía las personas no tenían cómo evitar mojarse. También, intervendrán el acceso por donde ingresan y salen principalmente los niños de primer grado a la escuela Omar Dengo, ya que la estructura se encontraba en pésimo estado.

 

“Hay una intención que es que con pequeños lugares los barrios de nuestro cantón se vuelvan más seguros. Es un esfuerzo de todos”, detalló el alcalde de San José, Johnny Araya.

 

Pequeños de kínder y escuelas cercanas participaron de la inauguración de las microcanchas en Barrio Cuba.

Roberto Portuguez

La Prensa Libre

Costa Rica

2013

San José

Costa Rica

info@ldbarquitectura.com

(506) 22800670

2020

Un terreno abandonado en Pochote de Barrio Cuba servía como escondite de maleantes y para vender drogas, mientras que los niños tenían que jugar en las calles, pues no había un lugar seguro ni apto para ellos.

 

Sin embargo, la Municipalidad de San José se propuso recuperar estos espacios para cambiarle un poco la imagen a barrios conflictivos en el distrito Hospital. Con fuertes inversiones que superan los ¢50 millones, pequeños espacios ahora son habilitados para que los menores de la casa puedan disfrutarlos.

 

El primer proyecto realizado fue la construcción de dos microcanchas de fútbol que están cercadas y serán vigiladas para que los padres y madres de familia puedan llevar a sus hijos sin preocuparse que algo les vaya a pasar.

 

Según el arquitecto encargado de las obras, Luis Diego Barahona, el cambio en el lugar es muy significativo ya que se logra recuperar un espacio que prácticamente era lo peor del barrio. “Antes estaba todo lodoso, con mucha maleza, había botellas y demás basura. Estaba totalmente perdido este lugar, pero el cambio es significativo y los vecinos están muy contentos de poder tenerlo así como de alejar un poco a los que antes hacían uso del lugar”, explicó

Barahona.

 

Además de dichas obras, está el ingreso al CAI de Barrio Cuba y la parada de buses que estaba en una zona oscura y sin techo, por lo que cada vez que llovía las personas no tenían cómo evitar mojarse. También, intervendrán el acceso por donde ingresan y salen principalmente los niños de primer grado a la escuela Omar Dengo, ya que la estructura se encontraba en pésimo estado.

 

“Hay una intención que es que con pequeños lugares los barrios de nuestro cantón se vuelvan más seguros. Es un esfuerzo de todos”, detalló el alcalde de San José, Johnny Araya.

 

Pequeños de kínder y escuelas cercanas participaron de la inauguración de las microcanchas en Barrio Cuba.