LDB Arquitectura

Isaac Broid, México

Prólogo: Felipe Leal

Tamaño: 22 x 21cm

Tamaño: 85

Año: 2003

ISBN: 9968-9993-1-8

 

ÍNDICE

Prólogo Felipe Leal

Introducción Luis Diego Barahona

Viviendas

Casa Bosco Sodi

Casa Vázquez

Amsterdan 18

Condominio Tamaulipas

Edificios Urbanos

Estaciones del metro

Centro de la Imagen

Bar Mata

Oficinas Corporativas telcel

Centro de Atención y Bodegas Telcel

Proyectos en Proceso

Casa Díaz Mendiola

Centro Comunitario Maguen David

Teatro el Milagro

Museo de la Fotografía

Escuela de Restauración

Biblioteca de la Escuelta de Antropología

Entrevista

Listado de Obras

Curriculum Vitae

Publicaciones

 

PRÓLOGO (Extracto)

"La arquitectura es esencialmente darle forma al vacío. Al apreciar y analizar la obra de un arquitecto nos detenemos generalmente en –los elementos que utiliza- y que con el tiempo se convierten en constantes de sus composiciones espaciales. Toda arquitectura de autor, -cuando realmente lo es, como es el caso- presenta invariables propuestas y soluciones, ya sea en los esquemas, en la organización, en las volumetrías, en los agrupamientos, articulaciones, profundidades o límites que se valen de muchos elementos compositivos. En este caso la luz, el color, la ligereza y ciertas transparencias cuidadosamente elegidas, materializadas en acero, concreto, madera y cristal, hacen una arquitectura particular. Singular también, porque la arquitectura de Broid es impensable sin tres constantes permanentes en su habilidad proyectual: la ciudad, la casa y la fábrica. Esta trilogía es la base de su trabajo.(...)" Felipe Leal

 

INTRODUCCIÓN

"Dios está en los detalles” / Mies van der Rohe

 

La obra de Isaac Broid surge de la sumatoria entre el vínculo al sitio y la búsqueda de lenguajes contemporáneos. Propone una arquitectura diferente a las propuestas radicales del discurso regionalista, diseñando sus espacios con un profundo respeto por la cultura prehispánica y por las obras influyentes de la escuela internacionalista de México de mediados del siglo XX. Broid comparte con algunos colegas, como Alberto Kalach, Enrique Norten y el Grupo LBC, su interés por descomponer esquemas que remiten a la arquitectura mexicana tradicional. Proyecta empleando lenguajes contemporáneos de clara influencia europea que se suman a una honesta y evidente adaptación y vinculación con el sitio donde construye.

 

Con relación a la escala, Broid plantea una posición inspirada en los ancestros prehispánicos, evidenciando asi el interés por involucrar al visitante con las ”grandes dimensiones” de la arquitectura histórica mexicana. Ejemplo fehaciente de esta afirmación resulta la nueva Biblioteca de la Escuela de Antropología, edificación que sin duda se relaciona de forma directa con la Pirámide de Cuicuilco, principalmente en su adaptación formal e influencia en el uso de materiales.

 

En sus diseños, Isaac Broid no aplica la paleta cromática característica de Barragán, sino blancos (luz y sombras) y colores propios del material en bruto, quizá una adaptación más clara al México D.F. actual que al pintoresco que expresaba el maestro Barragán. También introduce el agua como elemento que fluye en ciertos proyectos, con moderación propia de quien evita crear escenografías sin sentido. Esta actitud evidencia a un arquitecto más ocupado por el diseño sensorial que preocupado por la imagen imponente de la arquitectura "exhibicionista”.

 

Funcionalmente, hallamos un alto grado de racionalismo en las plantas, contrastado con un eje que fragmenta el espacio, rompe la forma ortogonal y genera inusuales fugas internas. Las áreas de circulación son tamizadas gracias a las pérgolas de metal o concreto, las cuales ocasionan un achurado en las ”pesadas" paredes internas. En ocasiones se incluyen elementos compositivos claramente reconocibles y equílibrantes como lo son las figuras ovaladas. Destaca la intención de proyectar en fachadas planos-terrazas que invitan a cuestionarse sobre la continuación en planta de estos diseños.

 

Percibir las obras de la nueva generación de arquitectos contemporáneos en México resulta lección obligatoria en la escuela latinoamericana de inicios del siglo XXI, donde la arquitectura de Broid funge como un punto de equilibrio entre un internacionalismo contemporáneo y un respeto por el sitio. Algo imposible de proponer para algunos críticos hace apenas una década.

Luis Diego Barahona

Luis Diego Barahona

Libro

Costa Rica

2003

San José

Costa Rica

info@ldbarquitectura.com

(506) 22800670

2020

Prólogo: Felipe Leal

Tamaño: 22 x 21cm

Tamaño: 85

Año: 2003

ISBN: 9968-9993-1-8

 

ÍNDICE

Prólogo Felipe Leal

Introducción Luis Diego Barahona

Viviendas

Casa Bosco Sodi

Casa Vázquez

Amsterdan 18

Condominio Tamaulipas

Edificios Urbanos

Estaciones del metro

Centro de la Imagen

Bar Mata

Oficinas Corporativas telcel

Centro de Atención y Bodegas Telcel

Proyectos en Proceso

Casa Díaz Mendiola

Centro Comunitario Maguen David

Teatro el Milagro

Museo de la Fotografía

Escuela de Restauración

Biblioteca de la Escuelta de Antropología

Entrevista

Listado de Obras

Curriculum Vitae

Publicaciones

 

PRÓLOGO (Extracto)

"La arquitectura es esencialmente darle forma al vacío. Al apreciar y analizar la obra de un arquitecto nos detenemos generalmente en –los elementos que utiliza- y que con el tiempo se convierten en constantes de sus composiciones espaciales. Toda arquitectura de autor, -cuando realmente lo es, como es el caso- presenta invariables propuestas y soluciones, ya sea en los esquemas, en la organización, en las volumetrías, en los agrupamientos, articulaciones, profundidades o límites que se valen de muchos elementos compositivos. En este caso la luz, el color, la ligereza y ciertas transparencias cuidadosamente elegidas, materializadas en acero, concreto, madera y cristal, hacen una arquitectura particular. Singular también, porque la arquitectura de Broid es impensable sin tres constantes permanentes en su habilidad proyectual: la ciudad, la casa y la fábrica. Esta trilogía es la base de su trabajo.(...)" Felipe Leal

 

INTRODUCCIÓN

"Dios está en los detalles” / Mies van der Rohe

 

La obra de Isaac Broid surge de la sumatoria entre el vínculo al sitio y la búsqueda de lenguajes contemporáneos. Propone una arquitectura diferente a las propuestas radicales del discurso regionalista, diseñando sus espacios con un profundo respeto por la cultura prehispánica y por las obras influyentes de la escuela internacionalista de México de mediados del siglo XX. Broid comparte con algunos colegas, como Alberto Kalach, Enrique Norten y el Grupo LBC, su interés por descomponer esquemas que remiten a la arquitectura mexicana tradicional. Proyecta empleando lenguajes contemporáneos de clara influencia europea que se suman a una honesta y evidente adaptación y vinculación con el sitio donde construye.

 

Con relación a la escala, Broid plantea una posición inspirada en los ancestros prehispánicos, evidenciando asi el interés por involucrar al visitante con las ”grandes dimensiones” de la arquitectura histórica mexicana. Ejemplo fehaciente de esta afirmación resulta la nueva Biblioteca de la Escuela de Antropología, edificación que sin duda se relaciona de forma directa con la Pirámide de Cuicuilco, principalmente en su adaptación formal e influencia en el uso de materiales.

 

En sus diseños, Isaac Broid no aplica la paleta cromática característica de Barragán, sino blancos (luz y sombras) y colores propios del material en bruto, quizá una adaptación más clara al México D.F. actual que al pintoresco que expresaba el maestro Barragán. También introduce el agua como elemento que fluye en ciertos proyectos, con moderación propia de quien evita crear escenografías sin sentido. Esta actitud evidencia a un arquitecto más ocupado por el diseño sensorial que preocupado por la imagen imponente de la arquitectura "exhibicionista”.

 

Funcionalmente, hallamos un alto grado de racionalismo en las plantas, contrastado con un eje que fragmenta el espacio, rompe la forma ortogonal y genera inusuales fugas internas. Las áreas de circulación son tamizadas gracias a las pérgolas de metal o concreto, las cuales ocasionan un achurado en las ”pesadas" paredes internas. En ocasiones se incluyen elementos compositivos claramente reconocibles y equílibrantes como lo son las figuras ovaladas. Destaca la intención de proyectar en fachadas planos-terrazas que invitan a cuestionarse sobre la continuación en planta de estos diseños.

 

Percibir las obras de la nueva generación de arquitectos contemporáneos en México resulta lección obligatoria en la escuela latinoamericana de inicios del siglo XXI, donde la arquitectura de Broid funge como un punto de equilibrio entre un internacionalismo contemporáneo y un respeto por el sitio. Algo imposible de proponer para algunos críticos hace apenas una década.

Luis Diego Barahona