Luis Diego Barahona

La Nación / 17.02.08

LDB Arquitectura

Adaptación de lo ajeno

Cumbre del expresionismo. La influencia de Le Corbusier (1910-1965), padre de esa corriente, se nota en la casa Calderón Laguna, obra del arquitecto Fausto Calderón (izq). Vanguardia en Guanacaste. Lo transparente y liviano del espacio es un tema de gran actualidad. En el complejo Laguna Vista, el arquitecto Víctor Cañas adaptó esos conceptos con el paisaje local.

 

En la arquitectura costarricense han existido influencias internacionales, desde la variada mezcla del colorido mexicano hasta la pureza del diseño japonés, pasando por estilos victorianos y modernistas.

 

Esas corrientes son palpables: el parque nacional Guayabo es una muestra del período precolombino y la iglesia de Orosi ejemplifica el estilo colonial del siglo XVIII.

 

A inicios del siglo XX llegaron a nuestro país ma-nifestaciones como el Art-Decó, que se pueden observar en Paseo Colón y barrio México, y los estilos wrightiano (norteamericano) y miesiano (alemán) presentes en lugares como barrio Los Yoses. A mediados de la centuria se adopta el "estilo internacional", aplicado en edificios josefinos; un ejemplo de este es el que ocupa la Corte Suprema de Justicia. Y en nuestro presente, las tendencias más vanguardistas también se hacen notar en el medio: el expresionismo _fusión de escultura y arquitectura_ y el polémico desconstructivismo, que tiende a romper con lo establecido.

 

Lo importante consiste en incorporar esos valores universales a la arquitectura local, sumándole las riquezas propias de nuestra identidad, y no limitarse a copiar. El arte es una expresión cultural, en un tiempo determinado, y la arquitectura va más allá, por su carácter habitable.

Luis Diego Barahona

La Nación

Costa Rica

2000

San José

Costa Rica

info@ldbarquitectura.com

(506) 22800670

2020

Cumbre del expresionismo. La influencia de Le Corbusier (1910-1965), padre de esa corriente, se nota en la casa Calderón Laguna, obra del arquitecto Fausto Calderón (izq). Vanguardia en Guanacaste. Lo transparente y liviano del espacio es un tema de gran actualidad. En el complejo Laguna Vista, el arquitecto Víctor Cañas adaptó esos conceptos con el paisaje local.

 

En la arquitectura costarricense han existido influencias internacionales, desde la variada mezcla del colorido mexicano hasta la pureza del diseño japonés, pasando por estilos victorianos y modernistas.

 

Esas corrientes son palpables: el parque nacional Guayabo es una muestra del período precolombino y la iglesia de Orosi ejemplifica el estilo colonial del siglo XVIII.

 

A inicios del siglo XX llegaron a nuestro país ma-nifestaciones como el Art-Decó, que se pueden observar en Paseo Colón y barrio México, y los estilos wrightiano (norteamericano) y miesiano (alemán) presentes en lugares como barrio Los Yoses. A mediados de la centuria se adopta el "estilo internacional", aplicado en edificios josefinos; un ejemplo de este es el que ocupa la Corte Suprema de Justicia. Y en nuestro presente, las tendencias más vanguardistas también se hacen notar en el medio: el expresionismo _fusión de escultura y arquitectura_ y el polémico desconstructivismo, que tiende a romper con lo establecido.

 

Lo importante consiste en incorporar esos valores universales a la arquitectura local, sumándole las riquezas propias de nuestra identidad, y no limitarse a copiar. El arte es una expresión cultural, en un tiempo determinado, y la arquitectura va más allá, por su carácter habitable.