LDB Arquitectura

Víctor Cañas, miembro de la AIA

El reconocido arquitecto costarricense fue nombrado parte del College of Fellows de la AIA. La inclusión es parte de una lista de nueve arquitectos donde destacan Emilio Ambasz (Italia), David Chipperfield (Reino Unido), Dominique Perrault (Francia), Eduardo Souto de Moura (Portugal) y Víctor Legorreta (México).

 

La obra de Cañas ha trascendido a nivel internacional por su calidad, adaptación contextual, rigurosidad del diseño con la luz y por sus espacios blancos de factura contemporánea y discreta.

 

El honor ha sido aplaudido en Costa Rica, donde cañas ha generado una obra caracterizada por la transparencia y el mimetismo entre exterior e interior donde destacan proyectos en dos vertientes. En el centro del país sobresalen sus edificios de pequeño formato y cuidadosa resolución tectónica, como el Instituto de Idiomas Ilisa y el Edificio Elmizú. En las costas del Pacífico costarricense ha colocado una decena de casas blancas, como la Casa Holmes y la Casa Pota Novas, gestadas con una sapiencia y calidad que evocan al Niemeyer de la Casa das Canoas o la Casa Ugalde de Josep Antoni Coderch.

 

Víctor Cañas proyecta desde un país poco conocido en la discusión arquitectónica internacional, y dentro de las nuevas propuestas latinoamericanas.

Luis Diego Barahona

Arquine

Mexico

2007

 

San José

Costa Rica

info@ldbarquitectura.com

(506) 22800670

2020

El reconocido arquitecto costarricense fue nombrado parte del College of Fellows de la AIA. La inclusión es parte de una lista de nueve arquitectos donde destacan Emilio Ambasz (Italia), David Chipperfield (Reino Unido), Dominique Perrault (Francia), Eduardo Souto de Moura (Portugal) y Víctor Legorreta (México).

 

La obra de Cañas ha trascendido a nivel internacional por su calidad, adaptación contextual, rigurosidad del diseño con la luz y por sus espacios blancos de factura contemporánea y discreta.

 

El honor ha sido aplaudido en Costa Rica, donde cañas ha generado una obra caracterizada por la transparencia y el mimetismo entre exterior e interior donde destacan proyectos en dos vertientes. En el centro del país sobresalen sus edificios de pequeño formato y cuidadosa resolución tectónica, como el Instituto de Idiomas Ilisa y el Edificio Elmizú. En las costas del Pacífico costarricense ha colocado una decena de casas blancas, como la Casa Holmes y la Casa Pota Novas, gestadas con una sapiencia y calidad que evocan al Niemeyer de la Casa das Canoas o la Casa Ugalde de Josep Antoni Coderch.

 

Víctor Cañas proyecta desde un país poco conocido en la discusión arquitectónica internacional, y dentro de las nuevas propuestas latinoamericanas.