LDB Arquitectura

Vivienda es la esencia de la ciudad

La arquitectura como testimonio histórico enfatiza en la relevancia del universo doméstico –que a través del tiempo se ha ido adaptando a las necesidades de cada época– como fiel retrato de la cultura a la que pertenece.

 

Atendiendo un tema de tanta trascendencia, el pasado sábado se celebró el quinto Congreso Líneas, en la sede del Colegio de Arquitectos e Ingenieros de Costa Rica (CFIA), enfocado a la vivienda como esencia de la ciudad.

 

Puesto que el 80 por ciento de lo que se construye corresponde a tratar de resolver las necesidades habitacionales de la población y, según el arquitecto Luis Diego Barahona, director de Líneas, “la vivienda se soluciona creando ciudad” , dicho congreso planteó la urgencia de redefinir el nuevo escenario de vivienda, ajustar la escala urbana y reformular los proyectos con propósitos habitacionales, para fortalecer y desarrollar la vivienda del siglo XXI.

 

Casa y Hogar. Originada en la búsqueda de solucionar el problema del cobijo, resguardar al ser humano de elementos como el clima y protegerlo de los enemigos; la casa además llegó a constituirse en un espacio apto para guardar todas las pertenencias, así como el ámbito de intimidad donde se desempeña la vida privada de quienes la habitan diariamente.

 

Pero la vivienda es más que solo un contenedor físico que atiende las necesidades diarias, puesto que constituye un refugio espiritual para el desarrollo personal.

 

Este medio se comparte regularmente con el núcleo familiar y ocasionalmente con amistades, como síntesis de todo un sistema de valores simbólicos; siendo este uno de los aspectos que distingue al hogar como esencia, con respecto a lo que es la casa como mera construcción.

 

Lamentablemente, menos del 10 por ciento de las viviendas son diseñadas por arquitectos, y muchas de las decisiones importantes en materia de urbanismo se toman a la ligera, cayendo en el juego de comercializar el sitio donde se lleva a cabo una parte fundamental de nuestras vidas.

 

En muchos casos, los resultados de esta tendencia han sido desastrosos, pero afortunadamente tienen remedio, y el demostrarlo fue una de las tareas a las que se avocaron un grupo de destacados expositores, que incluyó a los arquitectos Miguel Ángel Roca, de Argentina; Víctor Cañas de Costa Rica; Nathaniel Fuster de Puerto Rico; Jean Pierre Crousse de Perú y el prestigioso economista e historiador Enrique Peñalosa, quien fue alcalde de Bogotá desde

1998 hasta el año 2001.

 

Vivienda Contextual. A diferencia del paisajista que comienza a pintar sobre un lienzo completamente en blanco, el arte de la arquitectura demanda una cuidadosa atención al medio ambiente en que se inserta la obra edilicia, la cual debe responder a las condicionantes climáticas y a una serie de factores determinados por el sitio mismo, tanto en el contexto rural como en el urbano.

 

Tal es el caso de la arquitectura abstracta y minimalista del arquitecto Jean Pierre Crousse, adaptada al desierto. Mientras que la riqueza formal, diversidad de materiales, juegos de luz y variedad de ambientes presente en las viviendas de playa, que el arquitecto Cañas realizó en el bosque seco de Guanacaste, emergen espontáneamente del bosque tropical y de cara al Océano Pacífico, formando parte integral de la poesía del paisaje de esta zona.

 

Víctor Cañas puso el dedo en la llaga, al llamar la atención sobre el desarrollo desordenado y ambientalmente irresponsable que se esta apoderando de la escena turística de nuestro país. El aspecto tecnológico también desempeño un papel importante en el congreso, empezando por la critica que en su discurso

introductorio hiciera el Presidente del Colegio de Arquitectos, Abel Salazar, refiriéndose a nuestro método de construcción de viviendas con paredes de bloques de concreto y techos de lamina de hierro galvanizado que, según dijo, fueron creados originalmente para edificar caballerizas.

 

Por su parte, en las viviendas introvertidas diseñadas por el arquitecto Fuster, existe una constante búsqueda por trabajar con prefabricados, los cuales constituyen muros ornamentales o cierres tamizados y a la vez son elementos de diseño climático que pueden operar como parasoles, mamparas, filtros de luz, sistemas de ventilación natural y elementos de fachada que resultandecorativamente atractivos.

 

Habitat y Ciudad. La significativa participación del arquitecto Miguel Ángel Roca, en el desarrollo de la ciudad de Córdoba, demuestra que se puede hacer ciudad con buenas ideas y a un bajo costo, involucrando la participación activa del ciudadano y recuperando espacios públicos para el disfrute de todos.

 

Sistemáticamente, Enrique Peñalosa le cambio el destino a Bogotá, buscando una mayor integración de clases sociales y promoviendo los usos mixtos. Con ello, el autor del libro Un nuevo modelo de desarrollo , contribuyó a mejorar la vida de un gran número de habitantes, incluyendo a los sectores más desprotegidos de la sociedad, y logró embellecer significativamente a la capital

colombiana.

 

La claridad de ideas que responden a una política de recuperar la ciudad para los peatones y restarle protagonismo al vehículo, motivó a que Peñalosa iniciara la habilitación de ciclo-rutas que atraviesan la ciudad, creando el Transmilenio y Metrovivienda, así como la construcción de 51 colegios, 14 bibliotecas y 1100

parques, incluyendo dos parques lineales urbanos.

 

Como experto y consultor internacional en gestión urbana para ciudades de América Latina, Asia, África, Europa y Estados Unidos, Peñalosa aseguró que San José cuenta con un enorme potencial para su recuperación urbana.

Kathy MacDonald

La Nación

Costa Rica

2008

 

San José

Costa Rica

info@ldbarquitectura.com

(506) 22800670

2020

La arquitectura como testimonio histórico enfatiza en la relevancia del universo doméstico –que a través del tiempo se ha ido adaptando a las necesidades de cada época– como fiel retrato de la cultura a la que pertenece.

 

Atendiendo un tema de tanta trascendencia, el pasado sábado se celebró el quinto Congreso Líneas, en la sede del Colegio de Arquitectos e Ingenieros de Costa Rica (CFIA), enfocado a la vivienda como esencia de la ciudad.

 

Puesto que el 80 por ciento de lo que se construye corresponde a tratar de resolver las necesidades habitacionales de la población y, según el arquitecto Luis Diego Barahona, director de Líneas, “la vivienda se soluciona creando ciudad” , dicho congreso planteó la urgencia de redefinir el nuevo escenario de vivienda, ajustar la escala urbana y reformular los proyectos con propósitos habitacionales, para fortalecer y desarrollar la vivienda del siglo XXI.

 

Casa y Hogar. Originada en la búsqueda de solucionar el problema del cobijo, resguardar al ser humano de elementos como el clima y protegerlo de los enemigos; la casa además llegó a constituirse en un espacio apto para guardar todas las pertenencias, así como el ámbito de intimidad donde se desempeña la vida privada de quienes la habitan diariamente.

 

Pero la vivienda es más que solo un contenedor físico que atiende las necesidades diarias, puesto que constituye un refugio espiritual para el desarrollo personal.

 

Este medio se comparte regularmente con el núcleo familiar y ocasionalmente con amistades, como síntesis de todo un sistema de valores simbólicos; siendo este uno de los aspectos que distingue al hogar como esencia, con respecto a lo que es la casa como mera construcción.

 

Lamentablemente, menos del 10 por ciento de las viviendas son diseñadas por arquitectos, y muchas de las decisiones importantes en materia de urbanismo se toman a la ligera, cayendo en el juego de comercializar el sitio donde se lleva a cabo una parte fundamental de nuestras vidas.

 

En muchos casos, los resultados de esta tendencia han sido desastrosos, pero afortunadamente tienen remedio, y el demostrarlo fue una de las tareas a las que se avocaron un grupo de destacados expositores, que incluyó a los arquitectos Miguel Ángel Roca, de Argentina; Víctor Cañas de Costa Rica; Nathaniel Fuster de Puerto Rico; Jean Pierre Crousse de Perú y el prestigioso economista e historiador Enrique Peñalosa, quien fue alcalde de Bogotá desde

1998 hasta el año 2001.

 

Vivienda Contextual. A diferencia del paisajista que comienza a pintar sobre un lienzo completamente en blanco, el arte de la arquitectura demanda una cuidadosa atención al medio ambiente en que se inserta la obra edilicia, la cual debe responder a las condicionantes climáticas y a una serie de factores determinados por el sitio mismo, tanto en el contexto rural como en el urbano.

 

Tal es el caso de la arquitectura abstracta y minimalista del arquitecto Jean Pierre Crousse, adaptada al desierto. Mientras que la riqueza formal, diversidad de materiales, juegos de luz y variedad de ambientes presente en las viviendas de playa, que el arquitecto Cañas realizó en el bosque seco de Guanacaste, emergen espontáneamente del bosque tropical y de cara al Océano Pacífico, formando parte integral de la poesía del paisaje de esta zona.

 

Víctor Cañas puso el dedo en la llaga, al llamar la atención sobre el desarrollo desordenado y ambientalmente irresponsable que se esta apoderando de la escena turística de nuestro país. El aspecto tecnológico también desempeño un papel importante en el congreso, empezando por la critica que en su discurso

introductorio hiciera el Presidente del Colegio de Arquitectos, Abel Salazar, refiriéndose a nuestro método de construcción de viviendas con paredes de bloques de concreto y techos de lamina de hierro galvanizado que, según dijo, fueron creados originalmente para edificar caballerizas.

 

Por su parte, en las viviendas introvertidas diseñadas por el arquitecto Fuster, existe una constante búsqueda por trabajar con prefabricados, los cuales constituyen muros ornamentales o cierres tamizados y a la vez son elementos de diseño climático que pueden operar como parasoles, mamparas, filtros de luz, sistemas de ventilación natural y elementos de fachada que resultandecorativamente atractivos.

 

Habitat y Ciudad. La significativa participación del arquitecto Miguel Ángel Roca, en el desarrollo de la ciudad de Córdoba, demuestra que se puede hacer ciudad con buenas ideas y a un bajo costo, involucrando la participación activa del ciudadano y recuperando espacios públicos para el disfrute de todos.

 

Sistemáticamente, Enrique Peñalosa le cambio el destino a Bogotá, buscando una mayor integración de clases sociales y promoviendo los usos mixtos. Con ello, el autor del libro Un nuevo modelo de desarrollo , contribuyó a mejorar la vida de un gran número de habitantes, incluyendo a los sectores más desprotegidos de la sociedad, y logró embellecer significativamente a la capital

colombiana.

 

La claridad de ideas que responden a una política de recuperar la ciudad para los peatones y restarle protagonismo al vehículo, motivó a que Peñalosa iniciara la habilitación de ciclo-rutas que atraviesan la ciudad, creando el Transmilenio y Metrovivienda, así como la construcción de 51 colegios, 14 bibliotecas y 1100

parques, incluyendo dos parques lineales urbanos.

 

Como experto y consultor internacional en gestión urbana para ciudades de América Latina, Asia, África, Europa y Estados Unidos, Peñalosa aseguró que San José cuenta con un enorme potencial para su recuperación urbana.