Estadio El Labrador

El proyecto forma parte de una intensión de ampliación y remodelación del estadio, el cual es utilizado por el equipo Uruguay de Coronado, tanto en primera como en segunda división de la liga de futbol costarricense. Asimismo, la comunidad lo emplea para partidos y entrenamientos, al ser de carácter público. La intervención consiste en generar una cubierta y una viga prolongada que celebra y se fuga visualmente hacia la Iglesia de Coronado y evita los apoyos sobre la gradería. Esta situación se vive desde el exterior también, por cuanto el perímetro con pared de baja altura y la topografía, hace que desde afuera uno vea dirigida la vista hacia la iglesia, situación que destaca por ser dos de los edificios más altos del sector. A su vez, bajo esta cubierta surgen cuatro volúmenes que contienen: boletería, oficinas, gimnasio y soda. Dichas áreas se ubican en una zona amplia que ocurre entre la gradería y el límite de propiedad. Se potencia el ingreso por este sector y las diagonales en planta generan desde el acceso la vinculación permanente del proyecto con el contexto y el paisaje.

 

Créditos

Diseño Arquitectónico: Luis Diego Barahona

Colaboradora: Karina Vindas

Deportivo

San José

Anteproyecto

L

2014

LDB Arquitectura

San José

Costa Rica

info@ldbarquitectura.com

(506) 22800670 / (506) 22530756

2018

El proyecto forma parte de una intensión de ampliación y remodelación del estadio, el cual es utilizado por el equipo Uruguay de Coronado, tanto en primera como en segunda división de la liga de futbol costarricense. Asimismo, la comunidad lo emplea para partidos y entrenamientos, al ser de carácter público. La intervención consiste en generar una cubierta y una viga prolongada que celebra y se fuga visualmente hacia la Iglesia de Coronado y evita los apoyos sobre la gradería. Esta situación se vive desde el exterior también, por cuanto el perímetro con pared de baja altura y la topografía, hace que desde afuera uno vea dirigida la vista hacia la iglesia, situación que destaca por ser dos de los edificios más altos del sector. A su vez, bajo esta cubierta surgen cuatro volúmenes que contienen: boletería, oficinas, gimnasio y soda. Dichas áreas se ubican en una zona amplia que ocurre entre la gradería y el límite de propiedad. Se potencia el ingreso por este sector y las diagonales en planta generan desde el acceso la vinculación permanente del proyecto con el contexto y el paisaje.

 

Créditos

Diseño Arquitectónico: Luis Diego Barahona

Colaboradora: Karina Vindas